Crecimiento vegetativo negativo


El pasado 3 de diciembre se publicó la noticia referida a los datos provisionales ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en los que aparece para el primer semestre de este año un crecimiento natural negativo entorno a 19.268 personas. El número de nacimientos fue de 206.656, mientras que las defunciones ascendieron a 225.924. Este dato no sucedía desde 1944 cuando la pirámide de población estaba condicionada por la posguerra. Sin embargo, todavía es posible que el saldo negativo se reajuste en el resto del año como sucedió en 1999, aunque parece ser que la línea roja se atravesará este año y que además será una tendencia que se mantendrá en adelante como se había previsto.


Las causas se centran en el envejecimiento de la población española y en el número de nacimientos especialmente bajo. España es el quinto país de la UE con peor situación demográfica. Las españolas son las europeas que más tarde tienen hijos y las terceras que menos tienen, una media de 1,4. En este sentido, un 25% de mujeres en edad fértil carecen de ellos, el dato más elevado desde 1916. Si continúa esta tendencia, es previsible que en 2050, la población en edad de jubilación haya duplicado el número de menores de 15 años, provocando la inversión de la pirámide de población. Esto datos podrían cambiar gracias a un intenso fenómeno inmigratorio, que en este momento no sucede por la situación económica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada