El Día D

En las playas de Normandía
El pasado 6 de junio se cumplió el 70 aniversario del Día D, del desembarco de las tropas aliadas en las playas de Normandía con el objetivo de abrir un segundo frente contra la Alemania nazi. Junto a Stalingrado, fue una de las batallas míticas de la Segunda Guerra Mundial. El general Eisenhower dio la orden aprovechando el único día de aquel mes que iba a tener buen tiempo, necesario para que centenares de aviones y unas 5.000 embarcaciones cruzasen el Canal de la Mancha.


Los alemanes no se esperaban el desembarco en Normandía, y tras el desconcierto inicial presentaron una dura resistencia que confiere el calificativo de brutales los hechos vividos en los combates. Tres meses después, habían muerto 37.000 soldados aliados, 50.000 alemanes y 20.000 civiles, y la destrucción material se extendió por el territorio. La épica de la batalla y el heroísmo de los soldados ocultó en el tiempo el elevado número de víctimas civiles en el que se incluye el bombardeo inútil de la ciudad de Caen que quedó arrasada.


La historía habría cambiado si hubiese fracasado el desembarco de los aliados. Hitler tenía perdida ya la guerra, pero hubiese tenido un año o incluso más para continuar el genocidio y la opresión de los pueblos europeos. Ana Frank escribió en su famoso diario el mismo día del desembarco: This is D-day, ha dicho a las doce del mediodía la radio inglesa, y con razón. This is "the" day: ¡La invasión ha comenzado!...El general Eisenhower le ha dicho al pueblo francés: Nos espera un duro combate, pero luego vendrá la victoria. 1944 será el año de la victoria total. ¡Buena suerte!


Conmemorar el 70 aniversario tiene resonancias especiales. Por un lado será la última vez que tenga muchos representantes de la generación de la guerra. Según pasan los años van muriendo los veteranos y las oportunidad de rendirles homenaje se reduce. Por otro, consagra la alianza occidental liderada por EEUU en favor de la paz, la prosperidad y la libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada