Cambios en la política demográfica China

El Tercer Pleno del 18 Comité Central del Partido Comunista Chino ha tomado este mes decisiones fundamentales en la política económica y social para el futuro según informaciones de prensa. Ha resuelto reformas económicas que garantizan el papel relevante del mercado en la asignación de recursos y la relajación en la famosa política del hijo único. Una política que fue implantada en la década de los setenta para limitar el crecimiento de la población, y que ha permitido al parecer, evitar el nacimiento de 400 millones de niños y elevar el nivel de vida de los ciudadanos. Sin embargo esta política fue criticada porque coarta la libertad del individuo y ha sido fuente de graves abusos y desequilibrios.
De esta manera, la mayoría de los padres en las zonas urbanas solo podían tener un hijo. En las rurales, podían tener dos si el primero era una niña. Los matrimonios ricos, actores y famosos afrontaban las multas si incumplían la norma, un hecho que causaba continuas protestas. Por otra parte se produjeron esterilizaciones y abortos forzados obligatorios por las autoridades responsables de la planificación familiar. Hasta el punto que China sufre un grave desequilibrio de género. Nacieron 118 niños por cada 100 niñas en 2012, cuando la media en el mundo es de 103 a 107 niños por 100 niñas, debido a la costumbre tradicional que es el hijo varón quien cuida de los padres cuando se hacen mayores. El abandono de niñas, los infanticidios y los abortos selectivos han hecho que los hombres hoy representen alrededor del 51% de los habitantes.


La nueva decisión del gobierno va a permitir tener dos hijos a las parejas en las cuales el padre o la madre no tengan hermanos. Igualmente la emigración del campo a las pequeñas ciudades, que es donde la población puede tener mejor nivel de vida y consumir más. Aquella medida de la época de Deng Xiaoping hoy es responsable en parte del envejecimiento de la población, que amenaza como en Occidente, el desarrollo económico, debido a la disminución progresiva del porcentaje que trabaja para sostener a la creciente tercera edad. También, el problema de la sobrepoblación ya no es tal, porque las parejas no quieren tener muchos hijos debido al coste de la educación y la sanidad. En definitiva, una medida que afectará a unos 30 millones de mujeres en edad de tener hijos, sobre un total en China de 1.350 millones de personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada