La fotografía obrera (1926-1939)

Portada de la revista AIZ. Tina Modotti
El Museo Centro de Arte Reina Sofía dedica una amplia exposición a la fotografía documental obrera de carácter amateur, titulada, Una luz dura, sin compasión. El movimiento de la fotografía obrera, 1926-1939. Tuvo su origen en revistas soviéticas y alemanas comunistas que reflejaron, por un lado el movimiento obrero revolucionario, triunfante en la URSS, y por otro la realidad proletaria con penosas condiciones de miseria y explotación, con la intención de denuncia y estimulo de cambio radical.
La exposición muestra en cuatro secciones fotografías originales de la época, cortometrajes y las revistas que difundieron las imágenes. La primera sección tiene como límite el ascenso de Hitler al poder en Alemania en 1933, y los cambios en la URSS, un año antes, que transformaron la cultura proletaria. Sin embargo sus planteamientos se extenderían por el resto de Europa y EEUU, que constituye la segunda sección, hasta llegar a julio de 1935 cuando se inicia la táctica política de los frentes populares, que tiene en Francia, su mejor exponente, convirtiendo a París, en la capital de los fotógrafos que captan la vida popular, concentración de los mejores maestros de la historia del medio, en su vertiente fotoperiodística y artística, como Robert Capa, Gerda Taro, Kértész, Brassaï o David Seymour. 
La última sección corresponde a las imágenes de la Guerra Civil española donde participaron estos importantes fotógrafos que captaron imágenes dramáticas de las consecuencias de la misma en la población civil, difundidas muchas de ellas por las revistas extranjeras, de las que el visitante puede observar, como un conjunto de originales de la época verdaderamente impactantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada