La remodelación de la Plaza de España


La Plaza de España de Madrid va a ser remodelada para hacerla más habitable para el ciudadano. Hoy está encorsetada por el intenso tráfico del centro de la capital. Desde hace años muestra señales de su propia decadencia por el uso masivo de su espacio para distintas actividades. A ello se une los cambios significativos que están experimentando algunos edificios emblemáticos a su alrededor. Recordamos el famoso Edificio España que ha cambiado de propietarios y corrió cierto riesgo de ser demolido. Otros si lo fueron en los últimos años, acabando por ser sustituidos por otros más modernos.


La Plaza de España se la encuentra el visitante al final de la Gran Vía. Su espacio urbano se identifica con la imagen de la ciudad dentro del llamado Desarrollismo franquista. Parece conveniente un cambio a fondo, liberarla de la apropiación que hace el vehículo privado, por el norte y el sur de la misma. La remodelación se basa en una serie de proyectos, unos 70 que se presentaron por el Ayuntamiento a los ciudadanos en octubre del año pasado. Tras dos votaciones quedaron finalistas, Pradera urbana, en primer lugar,  y The Fool On the Hill, en segundo. Sin embargo, los madrileños tendrán que votar dos distintos, elegidos por el Consistorio y miembros del Colegio Oficial de Arquitectos y del Colegio de Ingenieros de Caminos.


Los proyectos a elegir durante este mes de febrero por los ciudadanos son, Welcome mother Nature, good bye Mr. Ford y Un paseo por la cornisa. Para su elección han tenido en cuenta la adecuación al paisaje, la viabilidad técnica, urbanística y económica, entre otros numerosos criterios. Según información de la prensa, ambos pretenden incrementar la vegetación y abrir un espacio urbano peatonal para disfrute de los madrileños, disminuyendo el tráfico de coches en favor de las bicicletas. Presentan diferencias, uno quiere crear un corredor verde que lo una con Madrid Río y cambiar de orientación la famosa estatua del Quijote, mientras el otro, también pretende incrementar el espacio verde sin cambiar la orientación del monumento y diversificando los usos de la plaza. Nos parece, por tanto, la remodelación de la Plaza de España, un buen ejemplo a tratar dentro del tema de geografía urbana española, por una parte, y por otra, de participación ciudadana en la toma de decisiones urbanísticas por parte de las administraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada