El valor de la Historia


La asignatura de Historia de España de 2º de Bachillerato estudia el pasado de nuestro país en las dos últimas centurias, la que corresponde al mundo contemporáneo principalmente. Es un estudio centrado en cuestiones políticas más que en la economía y la sociedad. Se ponen de manifiesto los cambios habidos en el sistema político con distintos reinados, repúblicas, regencias, pronunciamientos militares, golpes de estado y dictaduras. El estudio del pasado cobra especial sentido con esta asignatura que nos puede ayudar a comprender el presente. Nos informa de cuál es el oficio del historiador, el conocimiento del pasado con vistas a la comprensión y transformación de éste. De esta manera, nos encontramos con una asígnatura próxima y útil que muestra el valor de la ciencia histórica. 


El reto que tenemos planteado es aproximarnos al pasado con un sentido objetivo y crítico, para que el estudio sea lo más provechoso. No utilizar la visión del mismo para falsearlo y justificar una posición política en el presente. Por tanto, la Historia hay que situarla en nuestra vida, porque nos ayudará a comprender las reivindicaciones o los problemas del presente, que en la actualidad son muchos. Así, me parecen muy positivas aquellas tareas que vamos a plantear a los alumnos de la asignatura de relacionar  problemas o circunstancias acaecidas en el siglo XIX y su pervivencia actual. En qué medida han evolucionado o tienen su origen en aquellas. 

¡Señor maestro, ojo con esos nenes!, caricatura, La Flaca, 1873
 Esta perspectiva la podemos plantear en el ámbito del constitucionalismo, de las cartas magnas promulgadas en España hasta la actual; de los problemas de organización territorial hasta nuestra división en comunidades autónomas; o de las circunstancias económicas de crisis o de desarrollo en qué medida pudieran establecerse semejanzas con las que hemos padecido recientemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada