La financiación de los Ayuntamientos

En la asignatura de Geografía estamos estudiando las ciudades españolas, su historia y las características del plano urbano. Ha coincidido con la publicación de una noticia que les afecta, referida a la financiación de los Ayuntamientos. Dice que el impuesto de bienes inmuebles (IBI), el tributo que se paga por la propiedad de viviendas, comercios, oficinas, locales o suelos se ha convertido en una fuente de ingresos esencial. Fue la más importante para las corporaciones municipales en 2014. Supuso el 40% de los ingresos impositivos en las 8.200 entidades locales de España.


Este impuesto creció un 6,1% más que en 2013 y se ha duplicado en la última década. Ha mejorado cada año hasta convertirse en la principal fuente de financiación detrás de las transferencias del Estado, muy por encima del impuesto de plusvalías, el de actividades económicas, el de circulación o las tasas municipales. El IBI es un impuesto ajeno al ciclo económico y ha evitado la quiebra de las entidades locales. Incluso les ha permitido presentar superávit presupuestario desde 2012, frente a las comunidades autónomas o la Administración central. Se creé que en 2015 ha sucedido lo mismo, un aumento de la recaudación de este impuesto, favorecido por la actualización de los valores catastrales de los inmuebles y por la subida del tipo de gravamen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada