Los municipios españoles

Edificio del Ayuntamiento de Madrid
 En 3º de ESO durante el tercer trimestre estamos estudiando la organización política de las sociedades. Las entidades básicas de organización territorial de España son los municipios. Por encima se encuentran las Provincias y las comunidades autónomas. El próximo 24 de mayo se celebrarán elecciones para renovar los gobiernos de estas entidades políticas. Se sabe que los primeros tienen características propias. Así, hay en nuestro país  unos 8.122 municipios de los cuales el 84% no llega a los 5.000 habitantes. Casi la mitad, el 48%, no supera los 500; 1220 no tiene más de 100 personas y nueve cuentan con 10 vecinos.


El número de municipios ha crecido desde las primeras elecciones democráticas en 1979 en 95. Los países de Europa llevan bastante tiempo apostando por las fusión de localidades más pequeñas para ahorrar y racionalizar la administración del territorio. Sin embargo, en España tenemos un mapa municipal muy fragmentado a causa de un fuerte arraigo al pueblo y la tendencia a la microautonomía. En todo el Reino Unido hay 466 frente a los 2.248 de Castilla y Leon, y Aragón tiene 441 localidades más que toda Suecia. Estas comunidades autónomas destacan especialmente, junto a la Rioja por este minifundismo.


Esta situación se manifiesta en la demografía mostrando una desigual distribución de la población. Un 12% vive en 6.818 localidades más pequeñas y un 40% en los 62 municipios más grandes. La consecuencia principal es la incapacidad para prestar eficazmente los servicios mínimos que tienen atribuidos. Para resolver el problema, esta legislatura se aprobó la Ley de Racionalidad y Sostenibilidad de Administración Local 27/2013, que incentiva las fusiones y prohibe las segregaciones de pueblos con menos de 5.000 habitantes. Las razones para fusionar municipios están en el aprovechamiento de las economías de escala y abaratar costes económicos.


En España hay un sentimiento arraigado por tu municipio por pequeño que sea. Hay razones políticas que favorecen que cualquier fusión sea voluntaria y la gestión de los servicios mancomunada. En los últimos 15 años las mitad de los Estados de la OCDE han llevado a cabo fusiones forzosas (Grecia, Turquía o Suecia), algunas motivadas por cumplir con los objetivos del déficit público, o incentivadas (Noruega, Islandia, Holanda o Finlandia) de sus municipios más pequeños. Otros como Francia o Chipre han apostado por la cooperación intermunicipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada