La población española vuelve a disminuir

Esta semana saltó la noticia. La población disminuyó por tercer año consecutivo en España. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), basándose en el padrón continuo, a fecha de 1 de enero de 2015, la población es inferior en 170.392 a la de enero de 2014 (el 0,4% menos). La población total a la misma fecha asciende a 46.600.949 habitantes. La cifra más baja desde el año 2008. La causa según el INE se centra en la caída de la población extranjera, que se ha reducido en unos 304.623 menos, formando la cifra de 4,7 millones. De todas las maneras el saldo negativo ha sido inferior al del año pasado.


La causa tiene su origen en la crisis económica que vive España. Los inmigrantes se dirigen a otros países o hacia el lugar de origen. También debido a las nacionalizaciones y al menor ritmo de entradas por la pérdida de atractivo de la situación económica. Del efecto atracción que supuso el auge económico impulsado por la construcción, se ha pasado al efecto contrario de expulsión. Los 4,7 millones de extranjeros representan el 10,1% de la población total. La mayoría provienen de Rumanía, Marruecos y Reino Unido. Las edades medias que tienen muestran el propósito de su estancia. En los británicos, 52,8 años, tiene mucha importancia el peso de los jubilados, mientras en la inmigración de los marroquíes, 29,3 años, los que buscan un trabajo.


Si atendemos a las comunidades, la población ha disminuido en todas, salvo en Baleares, Murcia y en la ciudad de Melilla. La mayores caídas se han producido en las dos Castillas y en Andalucía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada