Saldo migratorio negativo

En 2010 se inició una fuga de extranjeros con motivo de la crisis económica que según las últimas noticias ha bajado el ritmo. Por el contrario, la partida de españoles ha aumentado un 15%. El concepto de saldo migratorio mide la diferencia entre entradas y salidas del país. Respecto a los primeros, supuso una cifra negativa de unos 25.693 en el primer semestre de 2014, una cantidad moderada si lo comparamos con los -119.780 del año anterior por las mismas fechas. Los extranjeros que abandonaron en ese tiempo fueron 163.808, siendo los rumanos, marroquíes y ecuatorianos, los contingentes más numerosos por nacionalidades.


La emigración de españoles ha aumentado, situada en unos 42.685. El saldo es negativo en 24.734 personas que por razones económicas han partido en busca de mejores condiciones. Supone un incremento  respecto a los -22.116 de 2013. Los principales destinos han sido Reino Unido y Francia. Esperemos que se publiquen los datos del segundo semestre del año pasado para ver si continúa la misma tendencia. Un indicador de que la población tiene confianza en el mercado de trabajo español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada