Tiempos Modernos

Los alumnos de 4º han terminado el trimestre con el visionado de la película, TIEMPOS MODERNOS, dirigida y escrita por Charles Chaplin en 1936. Ha servido para reforzar algunos aspectos relativos a las revoluciones industriales que configuran el sistema productivo y la organización social en el mundo contemporáneo. El autor muestra por una parte, lo que le caracteriza, el trabajo industrial, organizado en fábricas muy jerarquizadas cuya máxima preocupación es la eficiencia productiva. Para ello se vale del trabajo en cadena, derivado del sistema taylorista, teorizado por el ingeniero, Frederick Winslow Taylor, que apostaba por una completa sistematización del trabajo para evitar los tiempos muertos.


Este planteamiento fue llevado a la práctica por Henry Ford en su fábrica de Detroit, dando el nombre de  fordismo a un método de trabajo en cadenas de montaje con cadencias cada vez más elevadas con la finalidad de la producción masiva de cosas, en este caso de automóviles. La sociedad así organizada desde el punto de vista productivo está orientada a un consumo masivo. Este es el segundo aspecto que muestra la película, la incidencia sobre el individuo y sobre la sociedad.


Para Chaplin, la humanidad busca la felicidad, y en esta cruzada, se ha convertido en una masa de borregos sometidos a las leyes del mercado, a las del sistema económico, que por las fechas en las que fue estrenada la película, vivía su primera gran crisis. El objetivo es conseguir un trabajo para obtener lo suficiente para ganarse la vida. El desempleo somete al individuo a la exclusión social. Las fuerzas policiales velan para preservar el orden económico frente a las reivindicaciones de los trabajadores, de las masas sin trabajo.


Chaplin trata el tema desde el punto de vista de la comedia, lo que le hace ser más neutral y al mismo tiempo centrarse en las necesidades del propio individuo. El vagabundo, Charlot, se vuelve loco por el trabajo en la fábrica. La conflictividad social le lleva a la cárcel. Una joven, Paulette Goddard, vive de la picaresca en la calle huérfana tras la muerte del padre desempleado. Los dos se encuentran y quieren vivir juntos. A pesar de la dificultad para tener un trabajo lo consiguen en un restaurante. Ella tiene éxito como bailarina y cantante. Sin embargo, la policía intenta detenerla por su pasado. Entonces los dos huyen juntos en busca de la felicidad por una larga carretera que se pierde en el horizonte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada