Las consecuencias de la crisis económica

La crisis azota a la economía española desde hace varios años. La tasa de desempleo se mantiene más alta de los cuatro millones de parados. Las inversiones y la protección social del Estado se han visto reducidas considerablemente. Los índices de mejora son todavía bajos para solucionar los profundos problemas causados por la anterior recesión en el sistema productivo y en el bienestar de muchas familias. Según informaciones de prensa recientes, la pobreza se perpetúa en España.


En esa información, la ONG Cáritas, una de las más grandes del país, atendió en 2013 al mayor número de personas desde el inicio de la crisis. Un total de 2,5 millones en riesgo de exclusión social. Los hogares especialmente vulnerables son las familias numerosas y las familias monoparentales, aquellos con más miembros o con personas dependientes, y menos ingresos. Los problemas han pasado de afectar a los inmigrantes especialmente, para igualarse en los últimos años. Por otra parte, a las problemáticas relativas a la pérdida de empleo y sus consecuencias, se ha unido, la falta de medios sanitarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada