La nieve aguanta en la sierra de Madrid

Nevero en Peñalara/E. Laguna
El comienzo del estudio del medio físico en la asignatura de Geografía de España, se ha visto estimulado por la noticia de prensa del pasado día 19 de septiembre que informa de la existencia de nieve todavía en la sierra de Madrid, en concreto, en las vertientes orientales de Peñalara, situadas a una altura de 2.428 metros. Desde hace 40 años estas masas de nieve denominadas ventisqueros o neveros, por que allí se acumulan arrastradas por el viento, no perduraban más allá de la primera semana de julio en condiciones óptimas. Forman un total de dos acumulaciones, una mayor de unos 25 metros y un espesor de más de un metro, y otra más pequeña próxima. La causa de tan prolongada duración se debe a las condiciones metereológicas del pasado invierno en la que el hielo que cubría la laguna de Peñalara ha sido más fuerte y prolongado de lo analizado en la zona. También que las nevadas este año han estado más repartidas, aunque no fueran tan intensas como años atrás.
Nos encontramos ante un fenómeno excepcional por la progresiva incidencia del cambio climático, y la consecuente modificación de las condiciones ambientales de la alta montaña del Guadarrama. De hecho, los neveros empezaron a disminuir desde finales de los años cuarenta. Lo que no va a suceder va a ser la unión con las nieves del próximo año, como ocurría antiguamente, aunque va a ser por muy poco tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada