El gusto neoclásico y España

José Nicolás de Azara, 1774, Rafael Mengs, Museo del Prado

En el comienzo de la historia del arte contemporáneo una de las corrientes artísticas más destacadas es la neoclásica. Durante el siglo XVIII se recuperó el interés por las antigüedad clásica y se iniciaron numerosas excavaciones arqueológicas en Italia. Un gran número de artistas e historiadores vivieron en Roma para estudiar los nuevos descubrimientos que se hicieron por aquella época. Igualmente, monarcas, coleccionistas y aficionados a las artes estuvieron detrás de estas iniciativas que difundieron por Europa el gusto neoclásico.


Copia autorretrato, Ana María Mengs, M. del Prado
Este fue el caso del pintor Antón Rafael Mengs que residió en Roma a partir de 1752, donde conoció al historiador alemán del arte clásico J.J. Winckelmann y desarrolló sus escritos sobre la belleza ideal. En 1761 fue llamado a Madrid por Carlos III para dirigir la decoración del Palacio Real. Fue nombrado primer pintor de cámara en 1766 e introdujo en España el Neoclasicismo. También es el caso de José Nicolás de Azara, diplomático español en Roma y en París, hombre de letras y un apasionado de la arqueología. Fue amigo y protector de Mengs con el que coincidió en Madrid y en la capital italiana. Además de partidarrio de su novedoso estilo y de sus ideas estéticas. A su muerte se convirtió en albacea de sus bienes y difusor de su legado artístico.
Fortuna, m. s. I, Museo del Prado
Esta información viene a propósito de la pequeña exposición organizada por el Museo del Prado titulada, MENGS Y AZARA. El retrato de una amistad, organizada por la adquisición reciente por el Ministerio de Educación del Retrato de José Nicolás de Azara, pintado en 1774 por Antón Rafael Mengs. Es un ejemplo del clasicismo del artista y de la amistad y la admiración del modelo hacia el pintor. En la muestra se incluyen un conjunto de esculturas clásicas que pertenecieron al diplomático, luego legadas al rey Carlos IV, y que hoy forman parte del museo madrileño. También estampas y dibujos de Mengs de las antigüedades romanas, algunas excavadas por iniciativa de Azara, así como, medallas y libros encargados o editados por él, como la publicación de los manuscritos del artista. De esta manera queda documentada la afinidad de ideas estéticas entre ellos y la difusión del nuevo estilo en los comienzos de la Edad Contemporánea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada